Blog

Luz ultravioleta: el mayor enemigo de nuestra piel.

Publicado el: 07-07-2017

En la entrada de blog anterior, hablamos sobre los efectos positivos del sol en la piel, como  que ayuda a la producción de vitamina D. Pero no hay que olvidar que el sol puede tener efectos muy negativos  en la piel. El sol emite diferentes tipos de radiación que se pueden dividir en 3 grupos: luz visible y ultravioleta e infrarroja que son invisibles. En este post profundizamos en la radiación UV  y por qué es tan nociva para la piel.

¿Qué es la luz ultravioleta?

El sol irradia luz visible e invisible. La luz invisible es la luz ultravioleta y consiste en rayos UV- A,  UV- B Y y UV-C. Los rayos UV-A forman la mayor parte de la radiación ultravioleta.Penetran fácilmente en la  superficie terrestre y es el menos dañino de los tres tipos de rayos UV. Es responsable  del fotoenvejecimiento de la piel, quemaduras solares y, en menor medida, del cáncer de piel. 

Los UV- B forma una pequeña porción de la radiación ultravioleta,  es detenido en gran parte por la atmósfera,  pero en cielos despejados llega más fácilmente a la superficie terrestre. Es responsable del cáncer de piel, quemaduras y fotoenvejecimiento de la piel. 

Radiación UV-C es la forma más potente de radiación ultravioleta, pero la capa de ozono impide que la mayor parte de la radiación llegue a la tierra.

¿Los rayos UV-A y UV-B pueden dañar la piel , pero ¿ que hacen exactamente con la piel? ¿Qué efecto tienen? 

Rayos UV A están presentes durante todo el día y proporcionan un bronceado rápido pero de corta duración. Pueden penetrar profundamente en la piel y dañar las capas más profundas. Afectan a las fibras elásticas de la piel y causan arrugas y envejecimiento prematuro de la piel. Además, los rayos UV- A debilitan el sistema inmunitario de la piel lo que hace que disminuya su capacidad para destruir las células anormales. Finalmente, estas células  al no ser eliminadas, tendrán la oportunidad de multiplicarse. Esto explicaría el desarrollo de ciertos cánceres de piel.

Los rayos UV-A estimulan la formación de radicales libres dentro de las células. Si estos no son neutralizados inmediatamente, atacarán las moléculas de ADN. El daño a ese nivel puede acumularse y eventualmente conducir a un cáncer.

Los rayos UV B proporcionan una bronceado  lento pero más duradero. Dañan la capa externa de la piel y causan quemaduras solares y cáncer de piel. Los rayos UV-B causan roturas en el paso del material genético en la cadena de ADN. Estas roturas pueden interferir con el funcionamiento de los genes que controlan la división celular. El daño al ADN puede ser, entre otras cosas, la causa del debilitamiento del sistema inmunitario ,facilitando de esta forma, el desarrollo de un cancer. 

¡Aunque no todo son malas noticias! la radiación ultravioleta  es esencial para la producción de vitamina D y tiene, si se dosifica adecuadamente, un efecto antiinflamatorio sobre la piel. Tambien se utiliza en dermatología para mejorar problemas de eccemas y psoriasis

¿Qué medidas podemos tomar?

Hay tres maneras de protejerse contra los efectos dañinos de la radiación ultravioleta.Lo ideal es la combinacion de las tres para obtener una mayor protección.

# 1 usar ropa protectora, gafas o un sombrero.

Disfruta del sol, pero evita la sobreexposición y las quemaduras. Usa ropa protectora, sombrero y ¡muy importante! unas gafas de sol, porque los ojos tambien pueden ser dañados por la radiación ultravioleta.

# 2 proteje tu piel con un factor de protección  suficientemente alta. 

Proteger siempre la piel expuesta al sol, generosamente, con un protector solar contra los rayos UV-A Y UV-B. Reaplícate el producto regularmente, especialmente despues de nadar mojarte o secarte con una toalla.

# 3 evitar la exposición al sol durante las horas de máxima luz ultravioleta.

Evita tomar  el sol entre el mediodía y las 16:00.Evita las exposiciones largas. Bebe mucha agua, para que el líquido equilibre el cuerpo.

Por último, aunque  no menos importante, queremos darte algunas  claves sobre protección solar.

# 1  La efectividad de los productos con SPF está sobrevalorada.

Es importante saber que los productos con FPS no proporcionan una protección completa contra el sol. Por lo tanto, es importante  aplicar  el protector con frecuencia y de manera generosa.Utilizar el equivalente a una cuchara de postre colmada para la cara y  dos cucharadas de sopa en el cuerpo. La mayoría de las veces utilizamos la mitad del producto que deberíamos. 

# 2 Daño solar a traves del cristal.

Aunque los rayos UV B son bloqueados por el vidrio,  el 50% de los rayos UV A que recibimos vienen a traves del cristal.  En la oficina, en casa y en el coche se puede igualmente dañar la piel. Asi  que decir que estamos todo el día en el  interior  ya no es excusa para no protegerse.

# 3 incluso quemándonos solo una vez ya podemos causar un daño permanente.

Cada vez que te quemas, dañas las células de la piel. Estas células están dañadas lo que puede transformarse  en cancer de piel.

# 4 no hace falta que esté soleado para provocar daño solar en la piel.

Incluso en un día con niebla  o nublado los rayos ultravioleta pueden alcanzar la piel y dañarla.

Leer más >>

La importancia de la hidratación de la piel

Publicado el: 27-03-2017

La glicerina se encuentra de forma natural en el cuerpo, pero también está presente en aceites y grasas vegetales y animales. La principal cualidad de la glicerina es que es humectante, absorbiendo el agua del medio ambiente y ayudando a que la piel retenga su humedad. Por lo tanto, la glicerina es un ingrediente ideal en productos cosméticos. Además, forma una combinación ideal con el ácido hialurónico. 

Leer más >>